Tikun Olam

reparar el mundo está en nuestras manos

El presidente del Consejo Central de Judíos de Alemania le pide a la canciller alemana Ángela Merkel que limite la llegada de refugiados. Los judíos alemanes alguna vez fueron refugiados. Muchos murieron por no conseguir visa o asilo en otros países. Ahora se pide a las autoridades del país que nos convirtió en parias y masacró, que no deje entrar a otras personas necesitadas de refugio. Aclaro que ese status de es diferente al de ciudadano.


Dice que los refugiados podrían poseer prejuicios antijudíos. El prejuicio de que pudieran tener prejuicios, les cerraría las puertas. Eso no sólo es injusto, es condenatorio. 


Alemania por sí sola no puede resolver la complicada situación de millones de refugiados en el mundo, que no sólo provienen de Siria. Pero su decisión de abrir las puertas obligó a otros estados europeos a imitarla. Y ello contribuyó a que decenas de miles de personas puedan escapar de las guerras y masacres en sus países de origen. 


Enseñamos como cientos de judíos salieron en el barco Saint Louis hacia américa en 1939. La mayoría de ellos regresó a Europa después de haber sido rechazados en numerosos puertos por ser judíos. Sería bueno que la historia de la Shoá nos ayude a tener mayor sensibilidad y empatía con el que sufre. Si no, la Shoá se convierte en sólo un conjunto de hechos estériles del pasado.

 

Ver nota en Radio Jai: http://www.radiojai.com.ar/online/notiDetalle.asp?id_Noticia=78137


Publicado por: Jonathan Karszenbaum en el boletín de Generaciones de la Shoá http://www.generaciones-shoa.org.ar

Visitas: 19

Etiquetas: historia, refugiados, shoá

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Tikun Olam para agregar comentarios!

Participar en Tikun Olam

© 2017   Creado por Aministradora de Tikun Olam.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio